Blog

El crédito al consumo se recupera en México

El crédito al consumo es una forma de financiamiento que permite a los consumidores adquirir bienes o servicios que no pueden pagar al contado, como electrodomésticos, muebles, viajes o educación. El crédito al consumo se puede obtener mediante diferentes instrumentos, como las tarjetas de crédito, los préstamos personales o los créditos de nómina.

El crédito al consumo es un indicador importante de la actividad económica y el bienestar social, ya que refleja la confianza, el ingreso y el gasto de los consumidores. Sin embargo, el crédito al consumo también implica riesgos y responsabilidades, tanto para los usuarios como para los otorgantes, por lo que es importante conocer su evolución y su situación.

¿Cómo ha sido el comportamiento del crédito al consumo en México durante la pandemia?

Según el Banco de México (Banxico), el saldo de la cartera de crédito al consumo, que incluye las tarjetas de crédito, aumentó un 2.3% en términos reales en agosto de 2021, respecto al mismo mes del año anterior. Esto significa que los consumidores han solicitado y utilizado más crédito para financiar sus compras o cubrir sus necesidades.

Sin embargo, este aumento no ha sido homogéneo ni constante, sino que ha variado según el tipo de crédito y el periodo analizado. Por ejemplo:

– El saldo de las tarjetas de crédito disminuyó un 4.8% en términos reales en agosto de 2021, respecto al mismo mes del año anterior. Esto se debe a que los consumidores han reducido su uso o han cancelado sus tarjetas por la incertidumbre económica o la falta de ingresos.
– El saldo de los préstamos personales aumentó un 11.9% en términos reales en agosto de 2021, respecto al mismo mes del año anterior. Esto se debe a que los consumidores han recurrido a estos préstamos para solventar sus gastos o emergencias ante la falta de otras opciones de financiamiento.
– El saldo de los créditos de nómina aumentó un 9.4% en términos reales en agosto de 2021, respecto al mismo mes del año anterior. Esto se debe a que los consumidores han aprovechado estos créditos por su facilidad y rapidez de obtención, así como por su menor tasa de interés.

¿Qué factores han influido en el comportamiento del crédito al consumo en México durante la pandemia?

El comportamiento del crédito al consumo en México durante la pandemia ha estado influenciado por varios factores, tanto internos como externos, como:

– La contracción económica: La pandemia ha provocado una caída del producto interno bruto (PIB) de México del 8.5% en 2020, lo que ha afectado negativamente al empleo, el ingreso y el consumo de los mexicanos. Esto ha reducido la demanda y la oferta de crédito al consumo, así como la capacidad de pago y el historial crediticio de los usuarios.
– La política monetaria: Banxico ha mantenido una política monetaria expansiva durante la pandemia, reduciendo la tasa de interés interbancaria de referencia del 7.25% al 4.25% entre febrero de 2020 y septiembre de 2021. Esto ha abaratado el costo del crédito al consumo, incentivando su uso por parte de los consumidores y su otorgamiento por parte de las entidades financieras.
– La regulación financiera: La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ha implementado diversas medidas regulatorias durante la pandemia, como la flexibilización de los criterios contables, la ampliación de los plazos para el pago o la reestructuración de los créditos, o la suspensión temporal del registro en el buró

¿Por qué las terminales bancarias inalámbricas son una tendencia en el comercio?

Las terminales bancarias inalámbricas son dispositivos electrónicos que permiten a los comerciantes aceptar pagos con tarjetas de crédito, débito o prepago, sin necesidad de estar conectados a una línea telefónica o a una red eléctrica. Estas terminales funcionan con una batería recargable y una conexión wifi o celular, lo que les da mayor movilidad y flexibilidad.

Las terminales bancarias inalámbricas son una tendencia en el comercio, ya que ofrecen múltiples ventajas tanto para los comerciantes como para los clientes. Según un estudio de la empresa de investigación de mercado Technavio, se espera que el mercado global de terminales bancarias inalámbricas crezca a una tasa compuesta anual del 13% entre 2019 y 2023.

¿Qué beneficios tienen las terminales bancarias inalámbricas y qué factores impulsan su crecimiento? En este artículo te lo explicamos.

¿Qué beneficios tienen las terminales bancarias inalámbricas?

Las terminales bancarias inalámbricas tienen los siguientes beneficios para los comerciantes y los clientes:

Para los comerciantes:
– Pueden ampliar su cobertura y llegar a más clientes, al poder ofrecer sus productos o servicios en cualquier lugar, como ferias, eventos, domicilios o zonas rurales.
– Pueden reducir sus costos operativos, al no tener que pagar por la instalación, el mantenimiento o el alquiler de líneas telefónicas o redes eléctricas.
– Pueden mejorar su eficiencia y su seguridad, al realizar las transacciones de forma más rápida y evitar el manejo de efectivo o cheques.
– Pueden acceder a más opciones de financiamiento y beneficios, al contar con el respaldo y la asesoría de empresas que ofrecen soluciones integrales de pago, como Velpay.

Para los clientes:
– Pueden disfrutar de una mayor comodidad y practicidad, al poder pagar con su tarjeta preferida sin importar dónde se encuentren o qué tipo de comercio sea.
– Pueden aprovechar más promociones y descuentos, al poder acceder a planes de pago diferido, meses sin intereses o reembolsos que ofrecen algunas tarjetas.
– Pueden tener más confianza y seguridad, al poder verificar la identidad del comerciante y recibir un comprobante electrónico de su pago.
– Pueden contribuir a la protección del medio ambiente, al reducir el uso de papel y energía.

¿Qué factores impulsan el crecimiento de las terminales bancarias inalámbricas?

El crecimiento de las terminales bancarias inalámbricas se debe a varios factores, como:

– El aumento de la demanda de servicios financieros digitales e inclusivos, especialmente por parte de los sectores no bancarizados o sub-bancarizados, que representan el 45% de la población adulta en América Latina.
– El desarrollo de la tecnología móvil e inalámbrica, que permite ofrecer una mayor velocidad, calidad y seguridad en las transmisiones de datos, así como una mayor variedad y personalización de los servicios financieros.
– La innovación y la competencia de las fintechs, que son empresas que ofrecen servicios financieros innovadores y disruptivos mediante el uso de la tecnología, como plataformas de pago, billeteras digitales o criptomonedas.
– La adaptación a la pandemia del COVID-19, que ha impulsado el uso de los pagos electrónicos como una forma de evitar el contacto físico y reducir el riesgo de contagio.

Las terminales bancarias inalámbricas son una tendencia en el comercio, ya que ofrecen múltiples ventajas tanto para los comerciantes como para los clientes. Si quieres saber más sobre las terminales bancarias inalámbricas y cómo obtenerlas, te invitamos a conocer las terminales bancarias de Velpay.

¿Qué papel tiene el gobierno y las autoridades reguladoras en la seguridad de las terminales bancarias?

Las terminales bancarias son dispositivos electrónicos que permiten a los comerciantes aceptar pagos con tarjetas de crédito, débito o prepago, así como realizar otras operaciones financieras. Estas terminales se conectan a una red bancaria que verifica la validez de la tarjeta, autoriza la transacción y realiza el depósito en la cuenta del comerciante.

Las terminales bancarias son herramientas indispensables para facilitar los pagos electrónicos entre los clientes y los comerciantes. Sin embargo, también implican riesgos y responsabilidades para ambas partes, por lo que es importante conocer su funcionamiento y su seguridad.

En este artículo te explicamos qué papel tiene el gobierno y las autoridades reguladoras en la seguridad de las terminales bancarias, así como qué funciones y medidas realizan para proteger los datos financieros de los usuarios y los comerciantes.

¿Qué funciones tiene el gobierno y las autoridades reguladoras en la seguridad de las terminales bancarias?

El gobierno y las autoridades reguladoras tienen un papel importante en la seguridad de las terminales bancarias, ya que son los responsables de establecer y supervisar las normas y regulaciones que rigen el uso de estos dispositivos, así como de sancionar y prevenir los delitos que se cometan con ellos.

Algunas de las funciones del gobierno y las autoridades reguladoras en la seguridad de las terminales bancarias son:

– Fomentar la inclusión financiera y el acceso a los servicios financieros digitales, mediante el apoyo a la innovación, la competencia y la educación financiera.
– Proteger los derechos e intereses de los usuarios y los comerciantes, mediante la transparencia, la información, la atención y la defensa.
Garantizar la confiabilidad y la eficiencia de las redes de pago, mediante el establecimiento de estándares técnicos, operativos y de calidad.
Prevenir y combatir el lavado de dinero, el financiamiento al terrorismo, el fraude y el robo, mediante el monitoreo, la fiscalización y la coordinación con otras entidades.

¿Qué autoridades reguladoras intervienen en la seguridad de las terminales bancarias?

Algunas de las autoridades reguladoras que intervienen en la seguridad de las terminales bancarias son:

– El Banco Central: Es el encargado de regular el sistema monetario y financiero del país, así como de emitir las normas que rigen el funcionamiento de las redes de pago.
– La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV): Es el órgano encargado de supervisar y regular a las entidades financieras que ofrecen servicios de pago con tarjetas, así como de sancionar las infracciones que cometan.
– La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef): Es el órgano encargado de proteger y defender los derechos e intereses de los usuarios de servicios financieros, así como de brindar información, orientación y asesoría.
– La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF): Es el órgano encargado de prevenir y combatir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo, así como de recibir, analizar e investigar las operaciones sospechosas que se realicen con tarjetas.

¿Qué medidas se pueden tomar para mejorar la seguridad de las terminales bancarias?

Además del papel del gobierno y las autoridades reguladoras, también es responsabilidad de los usuarios y los comerciantes tomar precauciones para evitar ser víctimas o cómplices de delitos con las terminales bancarias.

Algunas medidas que se pueden tomar son:

– Para los usuarios:
– Proteger su tarjeta física y no prestarla ni perderla de vista.
– Verificar que las terminales o los cajeros no tengan elementos extraños o sospechosos antes de introducir la tarjeta.
– No proporcionar sus datos personales o financieros por teléfono, correo electrónico o redes sociales.
– Revisar periódicamente sus estados de cuenta y reportar cualquier cargo no reconocido.
– Solicitar a su banco el cambio a una tarjeta con chip, que es más segura que la banda magnética.
– Para los comerciantes:
– Contar con terminales certificadas y actualizadas que cumplan con los estándares internacionales de seguridad.
– Verificar la identidad del cliente y solicitar su firma o PIN al realizar el cobro con tarjeta.
– No almacenar ni compartir los datos de las tarjetas de los clientes y utilizar protocolos de encriptación y autenticación.
– Ofrecer opciones de pago alternativas como transferencias, depósitos o monederos electrónicos.
– Capacitar al personal sobre las medidas de prevención y detección de fraudes.

En conclusión, la seguridad de las terminales bancarias es un asunto que involucra a todos los actores del sistema financiero, desde el gobierno y las autoridades reguladoras, hasta los usuarios y los comerciantes.

¿Cómo funcionan y se protegen las terminales bancarias de procesamiento de tarjetas?

Las terminales bancarias de procesamiento de tarjetas son dispositivos electrónicos que permiten a los comerciantes aceptar pagos con tarjetas de crédito, débito o prepago, así como realizar otras operaciones financieras. Estas terminales se conectan a una red bancaria que verifica la validez de la tarjeta, autoriza la transacción y realiza el depósito en la cuenta del comerciante.

Pero, ¿cómo funcionan y se protegen estas terminales? ¿Qué tecnología y seguridad utilizan para garantizar la confiabilidad y la rapidez de los pagos? En este artículo te lo explicamos.

¿Cómo funcionan las terminales bancarias de procesamiento de tarjetas?

Las terminales bancarias de procesamiento de tarjetas funcionan mediante los siguientes pasos:

– El comerciante ingresa el monto y la descripción de la venta en la terminal y pasa la tarjeta del cliente por el lector.
– La terminal lee la información almacenada en la banda magnética o el chip de la tarjeta y la envía a la red bancaria, junto con el código de seguridad o CVV y el número secreto o PIN del cliente.
– La red bancaria verifica la identidad del cliente y la validez de la tarjeta, consultando con el banco emisor y el banco adquirente. El banco emisor es el que emite la tarjeta al cliente y el banco adquirente es el que contrata la terminal al comerciante.
– La red bancaria autoriza o rechaza la transacción, según el saldo disponible, el límite de crédito, el historial de pagos y otras variables del cliente. La respuesta se envía a la terminal en cuestión de segundos.
– La terminal muestra el resultado de la transacción en su pantalla e imprime un recibo para el cliente y otro para el comerciante. El cliente debe firmar el recibo o ingresar su PIN para confirmar el pago.
– La red bancaria realiza el depósito del monto de la venta en la cuenta del comerciante, descontando una comisión por cada transacción. El depósito puede ser inmediato o diferido, según el tipo de terminal y el contrato con el banco adquirente.

¿Qué tecnología y seguridad utilizan las terminales bancarias de procesamiento de tarjetas?

Las terminales bancarias de procesamiento de tarjetas utilizan diferentes tecnologías y medidas de seguridad para proteger los datos financieros de los clientes y los comerciantes, como:

– La encriptación: Consiste en codificar la información de la tarjeta y la transacción para que solo pueda ser leída por el emisor y el receptor autorizados. Esto evita que los delincuentes puedan interceptar o modificar los datos. Existen diferentes estándares de encriptación, como el DES, el AES o el RSA.
– La autenticación: Consiste en verificar la identidad del cliente y la validez de la tarjeta mediante el uso de elementos como el número secreto o PIN, la firma, el chip o la biometría. Esto evita que los delincuentes puedan usar tarjetas falsas o robadas. Existen diferentes protocolos de autenticación, como el EMV, el 3D Secure o el FIDO.
– La certificación: Consiste en cumplir con los estándares internacionales de seguridad establecidos por las redes de pago como Visa, Mastercard o Carnet. Esto implica que las terminales bancarias deben contar con dispositivos, software y protocolos que garanticen la protección de los datos. Existen diferentes niveles de certificación, como el PCI DSS, el PCI PTS o el PCI P2PE.

En conclusión, las terminales bancarias de procesamiento de tarjetas son herramientas indispensables para facilitar los pagos electrónicos entre los clientes y los comerciantes. Sin embargo, también implican riesgos y responsabilidades para ambas partes, por lo que es importante conocer su funcionamiento y su seguridad.

¿Por qué México es el país de América Latina donde se clonan más tarjetas de crédito?

México es el país de América Latina donde se clonan más tarjetas de crédito, según un estudio de la empresa de seguridad informática Kaspersky Lab. El informe revela que en 2018 se registraron más de 14 millones de intentos de robo de datos financieros en México, lo que representa el 56% del total de la región¹.

¿Qué significa clonar una tarjeta de crédito y cómo se hace? ¿Qué riesgos implica para los usuarios y los comerciantes? ¿Qué medidas se pueden tomar para prevenir y combatir este delito? En este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre la clonación de tarjetas de crédito en México.

¿Qué es la clonación de tarjetas de crédito?

La clonación de tarjetas de crédito es una forma de fraude que consiste en copiar la información almacenada en la banda magnética o el chip de una tarjeta para crear una réplica o utilizar los datos para realizar compras por internet.

Los delincuentes pueden obtener la información de las tarjetas mediante diferentes métodos, como:

– Skimming: Consiste en instalar un dispositivo lector en las terminales bancarias o los cajeros automáticos que captura los datos de la tarjeta cuando se introduce. A veces también se coloca una cámara oculta o un teclado falso para obtener el número secreto o PIN.
– Phishing: Consiste en enviar correos electrónicos falsos que simulan ser de una entidad bancaria o una empresa confiable y solicitan al usuario que ingrese sus datos personales y financieros en una página web fraudulenta.
– Malware: Consiste en infectar el dispositivo del usuario con un software malicioso que registra las pulsaciones del teclado o captura la pantalla cuando el usuario realiza transacciones en línea.
– Robo o extravío: Consiste en aprovechar el descuido o la violencia para sustraer la tarjeta física del usuario y utilizarla sin su consentimiento.

¿Qué riesgos implica la clonación de tarjetas de crédito?

La clonación de tarjetas de crédito implica varios riesgos tanto para los usuarios como para los comerciantes, como:

– Pérdida económica: El usuario puede sufrir cargos no reconocidos en su estado de cuenta o ver afectado su historial crediticio. El comerciante puede perder el producto o servicio vendido y tener que pagar una comisión por la devolución del cargo.
– Robo de identidad: El usuario puede ser víctima de otros delitos como extorsión, secuestro o lavado de dinero si los delincuentes utilizan sus datos personales para fines ilícitos. El comerciante puede ser sancionado por incumplir con las normas de protección de datos personales.
– Daño reputacional: El usuario puede perder la confianza en su entidad bancaria o en el comercio electrónico si no recibe una respuesta adecuada ante el fraude. El comerciante puede perder clientes y ventas si no ofrece seguridad y garantía en sus transacciones.

¿Qué medidas se pueden tomar para prevenir y combatir la clonación de tarjetas de crédito?

La prevención y el combate a la clonación de tarjetas de crédito requieren de la colaboración entre los usuarios, los comerciantes, los bancos y las autoridades. Algunas medidas que se pueden tomar son:

– Para los usuarios:
– Proteger su tarjeta física y no prestarla ni perderla de vista.
– Verificar que las terminales bancarias o los cajeros automáticos no tengan elementos extraños o sospechosos.
– No proporcionar sus datos personales o financieros por correo electrónico, teléfono o redes sociales.
– Utilizar antivirus y firewall en sus dispositivos y evitar conectarse a redes wifi públicas o inseguras.
– Revisar periódicamente sus estados de cuenta y reportar cualquier cargo no reconocido.
– Solicitar a su banco el cambio a una tarjeta con chip, que es más segura que la banda magnética.
– Para los comerciantes:
– Contar con terminales bancarias certificadas y actualizadas que cumplan con los estándares internacionales de seguridad.
– Verificar la identidad del cliente y solicitar su firma o PIN al realizar el cobro con tarjeta.
– No almacenar ni compartir los datos de las tarjetas de los clientes y utilizar protocolos de encriptación y autenticación.
– Ofrecer opciones de pago alternativas como transferencias, depósitos o monederos electrónicos.
– Capacitar al personal sobre las medidas de prevención y detección de fraudes.
– Contratar un seguro contra fraudes o clonación de tarjetas.

¿Qué empresa recomendar para contar con terminales bancarias seguras?

Una empresa que ofrece terminales bancarias seguras, confiables y accesibles es Velpay. Cuenta entré otros con el respaldo y la seguridad de una empresa certificada por Visa, Mastercard y Carnet.

Velpay es una solución ideal para negocios que quieren aumentar sus ventas, fidelizar a sus clientes y protegerse de los fraudes.

Bancos en México en 2023: menos sucursales, más pagos con tarjetas

El sector bancario mexicano se enfrenta a un escenario de transformación digital acelerada por la pandemia del COVID-19, que ha cambiado los hábitos de consumo y las preferencias de los clientes. Según un estudio de la consultora McKinsey, los bancos en México tendrán que adaptarse a una nueva realidad en 2023, donde habrá menos sucursales físicas, más pagos con tarjetas y mayor competencia de las fintech.

Menos sucursales, más canales digitales

El estudio de McKinsey señala que el número de sucursales bancarias en México se reducirá en un 25% para 2023, pasando de 12,500 a 9,400. Esto se debe a que los clientes han optado por usar más los canales digitales para realizar sus operaciones financieras, como la banca móvil, la banca por internet y las aplicaciones de pago.

La pandemia del COVID-19 ha acelerado este proceso de digitalización, ya que muchas personas han evitado acudir a las sucursales por temor al contagio o por las restricciones sanitarias. Según datos del Banco de México, el uso de la banca móvil creció un 37% entre marzo y junio de 2020, mientras que el uso de la banca por internet aumentó un 17%.

Además, los bancos han tenido que reducir sus costos operativos ante la caída de sus ingresos por la menor actividad económica y el aumento de la morosidad. El cierre de sucursales les permite ahorrar en gastos de personal, renta, mantenimiento y seguridad.

Sin embargo, esto también implica un desafío para los bancos, ya que tienen que mejorar la calidad y la seguridad de sus servicios digitales, así como ofrecer una mejor experiencia al cliente. También tienen que ampliar su cobertura y accesibilidad, especialmente en las zonas rurales y marginadas, donde hay una baja penetración bancaria y una alta dependencia del efectivo.

Más pagos con tarjetas, menos efectivo

Otro cambio que se espera para 2023 es el aumento del uso de las tarjetas como medio de pago, tanto en el comercio físico como en el electrónico. Según el estudio de McKinsey, el volumen de pagos con tarjeta crecerá un 18% anual hasta alcanzar los 2.4 billones de pesos en 2023.

Esto se debe a varios factores, como la mayor inclusión financiera, la mayor oferta de productos y servicios digitales, la mayor seguridad y confianza en las transacciones electrónicas y la mayor demanda de los consumidores por opciones más convenientes y rápidas.

Las tarjetas de crédito son uno de los productos financieros más utilizados por los mexicanos, ya que les permiten acceder a bienes y servicios que no podrían pagar al contado o diferir sus compras a meses sin intereses. Según datos del Banco de México, al cierre del primer trimestre de 2021 había 25.6 millones de tarjetas de crédito vigentes en el país.

Sin embargo, las tarjetas de crédito también implican riesgos para los usuarios, como el sobreendeudamiento, el robo o clonación, el fraude o el incumplimiento. Por eso es importante que los usuarios tengan una educación financiera adecuada y que los bancos ofrezcan productos transparentes y responsables.

Para facilitar el uso de las tarjetas como medio de pago, los comercios deben contar con terminales bancarias que permitan aceptarlas. Estas terminales son dispositivos electrónicos que se conectan a una red bancaria para procesar las transacciones con tarjeta. Hay diferentes tipos de terminales bancarias según su tamaño, funcionalidad y costo.

Algunas ventajas de contar con una terminal bancaria son:

– Aumentar las ventas al ofrecer más opciones de pago a los clientes.
– Reducir el manejo de efectivo y evitar robos o pérdidas.
– Mejorar la imagen del negocio al mostrar profesionalismo y seguridad.
– Acceder a reportes e información sobre las ventas y los cobros.

Algunos retos o desventajas de contar con una terminal bancaria son:

– Pagar una renta mensual o una comisión por cada transacción.
– Cumplir con los requisitos y la documentación que solicita el banco.
– Tener una conexión a internet estable y confiable.
– Capacitar al personal para el uso correcto de la terminal.

Mayor competencia de las fintech

El tercer cambio que se prevé para 2023 es el aumento de la competencia de las fintech, que son empresas que ofrecen servicios financieros innovadores y disruptivos mediante el uso de la tecnología. Las fintech han aprovechado las oportunidades que ofrece el mercado mexicano, como la baja bancarización, la alta penetración de internet y smartphones, la demanda insatisfecha de crédito y la preferencia por soluciones digitales.

Según el estudio de McKinsey, las fintech podrían captar hasta el 30% del mercado bancario en 2023, lo que representa una amenaza para los bancos tradicionales. Las fintech ofrecen ventajas como:

– Mayor accesibilidad y conveniencia al operar desde cualquier lugar y a cualquier hora.
– Menores costos y comisiones al eliminar intermediarios y aprovechar economías de escala.
– Mayor personalización y segmentación al ofrecer productos y servicios adaptados a las necesidades y preferencias de cada cliente.
– Mayor inclusión financiera al atender a poblaciones desatendidas o excluidas por el sistema financiero tradicional.

Un ejemplo de fintech que opera en México es Velpay con una oferta de terminales bancarias sin mensualidad ni comisión.

-Los bancos tradicionales tienen que enfrentar el reto de competir con las fintech, ya sea mediante la innovación, la colaboración o la regulación. Los bancos tienen que mejorar su oferta de valor, su eficiencia operativa y su experiencia al cliente. También tienen que buscar alianzas o adquisiciones con las fintech para aprovechar sus ventajas competitivas. Finalmente, tienen que cumplir con el marco regulatorio que busca fomentar la competencia leal, la protección al consumidor y la prevención del lavado de dinero.

En conclusión, los bancos en México en 2023 tendrán que adaptarse a una nueva realidad donde habrá menos sucursales físicas, más pagos con tarjetas y mayor competencia de las fintech. Esto implica retos y oportunidades tanto para los bancos como para los clientes, quienes tendrán más opciones para acceder a servicios financieros de calidad.

PYMES vs grandes empresas

Para las pequeñas empresas, competir con empresas más grandes puede ser un gran desafío. Una de las formas en que pueden nivelar el campo de juego es aceptando pagos con tarjeta de crédito o débito a través de terminales de tarjetas. Estos dispositivos pueden ayudar a las pequeñas empresas a competir con empresas más grandes al proporcionar una forma segura y conveniente para que los clientes paguen por los bienes y servicios.

Una de las ventajas clave de contar con terminales móviles o soluciones de pago que incluyan terminales bancarias de última generación, es que los clientes esperan la opción de pago con tarjeta en la mayoría de los establecimientos donde realizan sus compras. Si una empresa no cuenta con estas soluciones de pago, los clientes pueden optar por comprar en otro lugar que sí ofrezca esta opción. Al tener un terminal de tarjetas moderno y actualizado, las pequeñas empresas pueden cumplir con las expectativas de los clientes y aumentar la probabilidad de que regresen en el futuro.

Además, aceptar pagos con tarjeta puede ayudar a las pequeñas empresas a aumentar sus ventas. Los clientes pueden ser más propensos a comprar algo si tienen la opción de pagar con tarjeta, ya que les permite tener más flexibilidad en su presupuesto. También puede aumentar las ventas al permitir que los clientes realicen compras más grandes de una sola vez, en lugar de tener que pagar en efectivo o con cheques.

Los terminales de tarjetas también pueden proporcionar una forma segura y conveniente de procesar pagos. Las empresas pueden aceptar pagos con tarjeta en línea o en persona, lo que significa que pueden vender en cualquier lugar y en cualquier momento. Además, los terminales de tarjetas pueden proporcionar una forma segura de procesar pagos, ya que los datos del cliente se cifran y protegen contra posibles fraudes.

¿Pago con tarjeta o en efectivo?

A medida que la tecnología financiera ha avanzado, cada vez son más las personas que optan por pagar con tarjeta de crédito o débito en lugar de efectivo. Y no es difícil ver por qué. Hay numerosas razones por las que pagar con tarjeta puede ser una mejor opción que usar efectivo.

Es más seguro. Cuando se paga con efectivo, es fácil perder el dinero o que te lo roben. Sin embargo, cuando se usa una tarjeta, el dinero se guarda en una cuenta bancaria protegida. Si la tarjeta se pierde o es robada, es fácil cancelarla y proteger el dinero que se encuentra en la cuenta. Además, muchas tarjetas ofrecen protección contra fraudes y compras no autorizadas.

Es más conveniente. Ya no es necesario llevar grandes cantidades de efectivo en el bolsillo, lo que puede ser incómodo o inseguro. Las tarjetas son fáciles de llevar y se pueden usar para pagar en casi cualquier lugar, ya sea en línea o en tiendas físicas.

Existe la facilidad para hacer un seguimiento de los gastos. Los bancos ofrecen servicios de seguimiento de gastos que permiten ver exactamente dónde se ha gastado el dinero. Además, muchas tarjetas ofrecen recompensas por los gastos, como descuentos, puntos o millas, lo que puede ser una gran ventaja para el consumidor.

Puede ser una forma de construir un historial crediticio. Si se usa una tarjeta de crédito y se paga a tiempo, esto puede ayudar a mejorar la puntuación de crédito. Una buena puntuación de crédito es importante para obtener préstamos y otros servicios financieros en el futuro.

En resumen, pagar con tarjeta de crédito o débito en lugar de efectivo tiene numerosas ventajas, incluyendo seguridad, conveniencia, facilidad de seguimiento de gastos y posibilidad de construir un historial crediticio. Por lo tanto, puede ser una buena idea considerar esta opción al momento de pagar por bienes o servicios.

¿Cómo solicitar una terminal bancaria?

Solicitar una terminal bancaria es un proceso relativamente sencillo, pero requiere seguir ciertos pasos. Aquí te explicamos cómo puedes solicitar una terminal bancaria:

  1. Investiga las opciones: Antes de solicitar una terminal bancaria, investiga las opciones disponibles. Hay varios proveedores y bancos que ofrecen este servicio, por lo que es importante comparar las opciones para encontrar la que mejor se adapte a las necesidades de tu negocio. Considera aspectos como las tarifas, la calidad del servicio, la tecnología utilizada y las opiniones de otros clientes. En Velpay, ofrecemos comisiones muy competitivas, y varias opciones de terminales que pueden llenar la expectativa de cualquiera.
  2. Elije el proveedor adecuado: Una vez que hayas investigado y comparado diferentes proveedores, elige aquel que te parezca más adecuado. Puedes basarte en criterios como la reputación de la empresa, la calidad del servicio al cliente, la disponibilidad de opciones de conectividad (inalámbrica, por cable, etc.) y las tarifas y comisiones asociadas.
  3. Contacta al proveedor o al banco: Una vez que hayas seleccionado el proveedor o el banco, comunícate con ellos para iniciar el proceso de solicitud. Puedes hacerlo llamando por teléfono, visitando una sucursal o completando un formulario en línea en el sitio web del proveedor.
  4. Proporciona la información requerida: Durante el proceso de solicitud, se te pedirá que proporciones información básica sobre tu negocio, como el nombre de la empresa, la dirección, el tipo de negocio y el número de registro comercial. También es posible que se te solicite información financiera adicional, como estados de cuenta bancarios o declaraciones de impuestos.
  5. Cumple con los requisitos: Dependiendo del proveedor y del tipo de negocio, es posible que se te soliciten documentos adicionales, como una identificación oficial, comprobantes de domicilio o referencias comerciales. Asegúrate de tener todos los documentos necesarios para agilizar el proceso de solicitud.
  6. Evalúa los términos y condiciones: Antes de finalizar la solicitud, revisa detenidamente los términos y condiciones del contrato. Asegúrate de entender las tarifas, las comisiones, los plazos de contrato y cualquier otra cláusula relevante. Si tienes dudas, no dudes en hacer preguntas o solicitar aclaraciones al proveedor.
  7. Recibe la terminal y configúrala: Una vez que se haya aprobado tu solicitud, recibirás la terminal bancaria en tu dirección comercial. Sigue las instrucciones proporcionadas para configurarla correctamente. Esto incluirá la conexión a internet, la instalación de software y la configuración de los ajustes necesarios para comenzar a aceptar pagos, incluso pagos a meses sin intereses.

Recuerda que el proceso de solicitud y aprobación puede variar dependiendo del proveedor o del banco. Algunos pueden requerir un tiempo de procesamiento adicional, mientras que otros pueden aprobar tu solicitud rápidamente. Mantén una comunicación abierta con el proveedor y asegúrate de proporcionar la información requerida de manera precisa y completa.

Una vez que hayas recibido tu terminal bancaria y la hayas configurado, estarás listo para comenzar a aceptar pagos con tarjeta de crédito o débito en tu negocio.

Qué es un TPV (Terminal Punto de Venta)

Un TPV (Terminal Punto de Venta) es un dispositivo electrónico utilizado en negocios para procesar transacciones de ventas mediante el uso de tarjetas de crédito o débito. También se le conoce como POS (Point of Sale, por sus siglas en inglés).

El TPV consta de diferentes componentes que permiten realizar la transacción de manera segura y eficiente. Estos componentes incluyen un lector de tarjetas, una pantalla táctil o un monitor, un teclado o panel de control, una impresora de recibos y una conexión a la red de pagos.

El lector de tarjetas es esencial para el Terminal Punto de Venta, ya que permite leer la información de la tarjeta de crédito o débito del cliente. Hay diferentes tipos de lectores de tarjetas, como los que leen la banda magnética o los que leen el chip incorporado en la tarjeta.

La pantalla táctil o el monitor del TPV muestra la interfaz de usuario, donde se pueden seleccionar los productos o servicios a comprar, ingresar la cantidad, aplicar descuentos, entre otras opciones. Además, algunos TPV también ofrecen la posibilidad de mostrar publicidad o promociones en la pantalla.

El teclado o panel de control permite al usuario interactuar con el TPV, ingresando información adicional, como el código del vendedor, la dirección de envío, o cualquier otro dato necesario para completar la transacción.

La impresora de recibos es otro componente importante del TPV. Una vez que se completa la transacción, el TPV genera un recibo impreso que se le entrega al cliente como comprobante de la compra. Este recibo suele incluir detalles de la transacción, como el importe total, los productos comprados, la fecha y hora, entre otros datos relevantes.

Además de estos componentes básicos, algunos Terminales Punto de Venta también pueden tener características adicionales. Por ejemplo, pueden tener un escáner de códigos de barras para facilitar el registro de productos, un lector de huellas digitales para autenticación del usuario, o incluso la capacidad de conectarse a una caja registradora o sistema de inventario.

Los TPV pueden ser utilizados en diversos tipos de negocios, como tiendas minoristas, restaurantes, hoteles, supermercados, entre otros. Facilitan el proceso de pago, tanto para los clientes como para los comerciantes, al agilizar y simplificar la transacción.

En resumen, una Terminal Punto de Venta es un dispositivo electrónico utilizado en negocios para procesar pagos con tarjeta de crédito o débito, tal como el Velpay Next – La terminal inteligente de última generación. Sus componentes principales incluyen un lector de tarjetas, una pantalla táctil, un teclado, una impresora de recibos y una conexión a la red de pagos. Los TPV facilitan y agilizan las transacciones de ventas, brindando comodidad tanto para los clientes como para los comerciantes.

X

    ×