¿Qué son las tarjetas Contactless?

En la actualidad, la tecnología financiera está evolucionando a un ritmo sin precedentes, y las tarjetas de crédito sin contacto están en la vanguardia de esta transformación. Estas tarjetas, que permiten realizar pagos simplemente acercándolas a una terminal, están cambiando la forma en que interactuamos con nuestro dinero. En este artículo, exploraremos las ventajas y desventajas de las tarjetas sin contacto, así como su implementación en México y su comparación con otros países.

Las tarjetas de crédito contactless han ganado popularidad en todo el mundo debido a su comodidad y rapidez en las transacciones.

 

¿Qué es la tecnología “contactless” de las tarjetas de crédito?

La tecnología “contactless” permite realizar pagos sin necesidad de insertar la tarjeta en un terminal de venta. En lugar de eso, simplemente debes acercar la tarjeta al lector para completar la transacción. Estas tarjetas utilizan ondas inalámbricas de corto alcance para enlazar dos dispositivos y autorizar el pago.

Adopción en Latinoamérica

En Latinoamérica, la adopción de tarjetas contactless ha sido más lenta en comparación con otras regiones. Aunque el logotipo del pago sin contacto se ha extendido en tiendas y establecimientos de comida, el uso sigue estando por detrás debido a varios factores:

    • Penetración de tarjetas: En Chile, la penetración de tarjetas de crédito es del 55%, mientras que en otras economías grandes de América Latina, oscila entre el 25% y el 30%.
    • Preferencia por efectivo: El dinero en efectivo sigue siendo ampliamente utilizado en la región.
    • Preocupaciones de seguridad: A pesar de que los consumidores tienen la misma protección que con una tarjeta tradicional, existe temor por la seguridad.

Seguridad y mitos

  • Protección bancaria: Las tarjetas contactless ofrecen la misma protección que las tarjetas tradicionales. Si se detecta una compra no autorizada, el banco reembolsa el importe.
  • Posibilidad de clonación: En condiciones ideales de laboratorio, las tarjetas pueden ser clonadas según la tecnología que llevan incorporada. Sin embargo, la comunicación es sensible a los movimientos, lo que dificulta el pirateo de la señal.
  • Distancia y movimiento: Para interceptar la señal, un dispositivo delincuente debe estar muy cerca de la tarjeta y esta no debe moverse durante la transacción.

Datos técnicos sobre el funcionamiento de la tecnología sin contacto (Contactless)

Las tarjetas sin contacto utilizan tecnología RFID (identificación por radiofrecuencia) para comunicarse con los terminales de punto de venta (TPV). Al acercar la tarjeta a un TPV, la antena integrada en la tarjeta responde a la señal emitida por el terminal. Este intercambio de información se realiza mediante estándares de radiofrecuencia y requiere que la tarjeta esté a una distancia máxima de 4 centímetros del terminal³. Además, cada tarjeta cuenta con un par de claves públicas y privadas únicas, que se utilizan para la autenticación de cada transacción, y genera un código de cifrado único para cada operación.

 

Las tarjetas de crédito sin contacto representan un avance significativo en la comodidad y seguridad de las transacciones financieras. Aunque existen preocupaciones legítimas sobre la seguridad y la privacidad, los beneficios de rapidez y facilidad de uso son innegables. México está adoptando esta tecnología de manera progresiva, alineándose con las tendencias globales y ofreciendo a los consumidores una alternativa más segura y eficiente para sus pagos cotidianos. A medida que avanzamos hacia un futuro cada vez más digital, es crucial que los usuarios se mantengan informados y adapten sus hábitos financieros para aprovechar al máximo las oportunidades que estas innovaciones ofrecen.

Cambios en México para Tarjetas de Crédito y Débito en 2024

En un mundo donde la tecnología avanza a pasos agigantados, las tarjetas de crédito y débito no se quedan atrás. A partir de 2024, los usuarios en México experimentarán una revolución en la forma de realizar pagos electrónicos.

Las tarjetas de crédito y débito biométricas en México están en proceso de alinearse con las tendencias globales de seguridad y tecnología. Aquí hay una comparación con las prácticas en otros países:

Eliminación de números impresos

 En un esfuerzo por proteger la privacidad y los datos financieros de los usuarios, las nuevas tarjetas eliminarán los números impresos en su superficie. Esta medida busca reducir el riesgo de fraude y robo de identidad. Los usuarios podrán acceder a los datos de su tarjeta a través de aplicaciones seguras proporcionadas por sus bancos, lo que significa que solo el titular de la tarjeta tendrá acceso a esta información crítica.

 

Aceptación internacional

Las tarjetas de crédito y débito internacionales emitidas en México, como las de MasterCard y Visa, son aceptadas en la mayoría de los países del mundo. Esto es similar a lo que ocurre en otros países, donde las tarjetas afiliadas a estas redes tienen amplia aceptación.

 

Tecnología biométrica: 

Aunque la implementación de tarjetas con tecnología biométrica es relativamente nueva en México, otros países ya han comenzado a adoptar estas medidas. Por ejemplo, en algunos países de Europa y Asia, las tarjetas biométricas se han utilizado para aumentar la seguridad y la comodidad de las transacciones.  

La seguridad es una prioridad en la era digital, y las tarjetas de crédito y débito están a punto de dar un salto cuántico en este aspecto. La introducción de tecnología biométrica es un cambio radical que promete transformar la autenticación de pagos. Con sensores de huellas dactilares integrados, cada transacción requerirá la verificación biométrica del usuario, añadiendo una capa adicional de seguridad y personalización.

 

Tecnología sin contacto y la adaptación a la era Post-Pandemia: 

 La tecnología sin contacto ya es una característica estándar en muchas partes del mundo. México se está poniendo al día con esta tendencia, que permite transacciones más rápidas y seguras.

La pandemia global ha acelerado la adopción de tecnologías sin contacto, y las tarjetas de crédito y débito no son la excepción. La transición hacia tarjetas con chip y tecnología sin contacto es una respuesta directa a la necesidad de realizar transacciones seguras minimizando el contacto físico. Estas tarjetas permitirán a los usuarios realizar pagos simplemente acercando la tarjeta a un terminal de pago, sin necesidad de insertarla o deslizarla. Además, la tecnología sin contacto reduce significativamente el tiempo de transacción, lo que resulta en una experiencia de usuario más rápida y eficiente.

 

Implicaciones para los usuarios

Los cambios en las tarjetas de crédito y débito tendrán un impacto considerable en la vida cotidiana de los consumidores. Será imperativo que los usuarios se familiaricen con las nuevas tecnologías y los procedimientos de seguridad. Los bancos y las instituciones financieras ofrecerán capacitaciones y recursos para ayudar a los clientes en esta transición. Además, los usuarios deberán estar atentos a las actualizaciones de sus aplicaciones bancarias y a la renovación de sus tarjetas para garantizar la continuidad de sus servicios financieros.

Estos cambios representan un avance significativo en la seguridad y la funcionalidad de las tarjetas de crédito y débito. A medida que nos acercamos a 2024, es esencial que los usuarios se mantengan informados y preparados para adaptarse a estas innovaciones que definirán el futuro de las transacciones financieras.

Los avances en las tarjetas de crédito y débito reflejan el compromiso de la industria financiera con la innovación y la seguridad. A medida que nos adentramos en una nueva era de transacciones financieras, los usuarios se beneficiarán de sistemas más seguros y convenientes. Sin embargo, también es crucial que se mantengan informados y proactivos para adaptarse a estos cambios y aprovechar al máximo las oportunidades que ofrecen.

 

El Ascenso de los Agregadores en el Mercado de TPV: Transformando el Paisaje Financiero

Introducción

En el cambiante mundo de los pagos digitales, una revolución silenciosa está teniendo lugar gracias a las entidades no bancarias conocidas como agregadores de TPV (Terminal Punto de Venta). Estos agregadores, entre los que se encuentran gigantes como PayPal, Velpay y Openpay, están redefiniendo cómo se realizan los pagos en el comercio moderno. Su crecimiento ha sido tal que ahora ofrecen una cobertura municipal del 90% y alcanzan a casi el 100% de la población en determinadas áreas.

Rol de los Agregadores en el Mercado de TPV

  1. Expansión y Accesibilidad: Los agregadores han jugado un papel crucial en la expansión de los TPV. Su modelo de negocio, basado en la accesibilidad y la facilidad de uso, ha permitido que pequeños comerciantes y empresarios accedan a soluciones de pago que antes estaban limitadas a grandes corporaciones.
  2. Innovación en los Servicios: Estas plataformas han innovado no solo en la tecnología de pago sino también en la integración de servicios adicionales como gestión de inventario, análisis de datos y programas de lealtad.
  3. Impacto en la Inclusión Financiera: Los agregadores están desempeñando un papel crucial en la inclusión financiera, al brindar servicios de pago a regiones y sectores de la población que tradicionalmente han estado desatendidos por los bancos.

Evolución y Crecimiento

  • Historia de Éxito: Empresas como PayPal han revolucionado el mercado con soluciones de pago digital, mientras que startups más recientes como VelPay han seguido sus pasos, enfocándose en necesidades específicas del mercado local.
  • Cobertura Amplia: Estos agregadores han logrado una cobertura impresionante, llegando a municipios remotos y ofreciendo servicios a una amplia gama demográfica.

Desafíos y Oportunidades

  • Regulaciones y Seguridad: A medida que estos servicios se expanden, enfrentan desafíos en términos de regulaciones financieras y garantías de seguridad para los usuarios.
  • Adaptación a Nuevos Mercados: La expansión a nuevos mercados requiere adaptación y comprensión de las necesidades locales, lo que presenta tanto un desafío como una oportunidad de crecimiento.

Conclusión

Los agregadores de TPV están redefiniendo el panorama financiero, ofreciendo soluciones inclusivas y accesibles que benefician tanto a pequeños comerciantes como a consumidores. Su crecimiento y evolución continúan marcando un hito en la historia de los pagos digitales, promoviendo una mayor inclusión financiera y revolucionando la forma en que se realizan transacciones comerciales.

Crecimiento Sostenido en el Uso de Terminales Punto de Venta en México: Un Análisis Detallado

Introducción

El mercado de terminales punto de venta (TPV) en México ha experimentado un crecimiento notable en los últimos años. Este fenómeno se refleja claramente en las estadísticas del Banco de México, que indican un aumento considerable en el uso de tarjetas y operaciones a través de TPV. En 2023, por ejemplo, se realizaron 7,449 millones de operaciones con tarjetas en TPV, representando un monto total de 4.5 billones de pesos. Este artículo explora en profundidad las razones detrás de este crecimiento, sus implicaciones y las tendencias futuras en el sector.

Análisis de Crecimiento

La evolución del mercado de TPV en México es un claro indicativo de la transformación digital y la adopción de nuevas tecnologías en el sector financiero. Las cifras del Banco de México revelan un incremento sostenido en la utilización de TPV, tanto en volumen como en valor de transacciones. Este aumento se debe a varios factores clave:

  1. Adopción de Tecnología de Pagos Digitales: La creciente comodidad y seguridad ofrecida por los pagos digitales han impulsado a consumidores y comerciantes a adoptar estas tecnologías.
  2. Expansión del Comercio Electrónico: El auge del e-commerce ha jugado un papel crucial en el aumento del uso de TPV, ya que más comerciantes y consumidores se mueven hacia plataformas en línea para realizar transacciones.
  3. Innovaciones en TPV Móviles y Virtuales: La introducción de terminales móviles y plataformas de pago virtual ha facilitado transacciones más flexibles y accesibles.

Implicaciones Económicas y Sociales

El crecimiento en el uso de TPV tiene varias implicaciones significativas:

  • Mayor Inclusión Financiera: El acceso mejorado a métodos de pago digitales puede ayudar a integrar a más personas en el sistema financiero formal.
  • Impulso al Comercio y la Economía: Con más transacciones realizadas digitalmente, los comercios pueden alcanzar una mayor eficiencia operativa y una base de clientes más amplia.
  • Seguridad y Transparencia en Transacciones: Los pagos digitales reducen el riesgo de fraudes y fomentan una mayor transparencia financiera.

Desafíos y Oportunidades

A pesar del crecimiento positivo, existen desafíos que deben abordarse:

  • Brecha Digital: La falta de acceso a tecnología avanzada en algunas áreas puede limitar la adopción de TPV.
  • Seguridad Cibernética: Con el aumento de transacciones digitales, la seguridad de los datos se vuelve crucial.
  • Adaptación de los Comercios: Los comerciantes necesitan adaptarse a las nuevas tecnologías para aprovechar plenamente los beneficios de los TPV.

Tendencias Futuras

Se espera que el mercado de TPV en México continúe creciendo, impulsado por:

  • Innovaciones Tecnológicas: Nuevas soluciones en TPV, como pagos sin contacto y biometría, podrían ser más adoptadas.
  • Políticas y Regulaciones Favorables: Las políticas gubernamentales que fomentan la digitalización de pagos podrían acelerar este crecimiento.
  • Conciencia y Educación del Consumidor: A medida que más personas se familiaricen con los beneficios de los pagos digitales, su adopción aumentará.

Sin duda el notable crecimiento en el uso de TPV en México es un testimonio de los cambios rápidos en el sector financiero y la economía digital. Mientras el país avanza hacia una mayor digitalización, es fundamental abordar los desafíos existentes y aprovechar las oportunidades que surgen de esta transformación para asegurar un crecimiento inclusivo y sostenible en el futuro.

La historia de las tarjetas de crédito: un medio de pago que revolucionó el comercio

Las tarjetas de crédito son un medio de pago que permite comprar bienes y servicios sin necesidad de usar dinero en efectivo, y ofrecen beneficios como seguridad, comodidad, recompensas y financiación. Sin embargo, para que las tarjetas de crédito funcionen, se necesita un dispositivo que pueda leer la información codificada en la banda magnética o el chip de la tarjeta y transmitirla al procesador de pagos. Estos dispositivos se conocen como lectores de tarjetas de crédito, y han evolucionado mucho desde su origen hasta la actualidad.

En este artículo, te contamos la historia de las tarjetas de crédito, desde sus antecedentes hasta sus últimas innovaciones, con especial énfasis en su desarrollo en México y Latinoamérica.

Los antecedentes de las tarjetas de crédito

El concepto de crédito se remonta a la antigüedad, cuando los comerciantes prestaban dinero o mercancías a sus clientes con la promesa de devolverlos más tarde. Estos préstamos se registraban en tablillas de arcilla, papiros o pergaminos, que servían como comprobantes de la deuda.

Con el tiempo, estos comprobantes fueron sustituidos por otros medios más prácticos, como las monedas, los billetes, los cheques o las letras de cambio. Estos medios facilitaban el intercambio comercial y el transporte del dinero, pero también tenían inconvenientes como el riesgo de robo, pérdida o falsificación.

En el siglo XX, con el auge del comercio y el consumo masivo, surgió la necesidad de crear un medio de pago más seguro, cómodo y eficiente. Así nacieron las tarjetas de crédito, que permitían a los consumidores comprar ahora y pagar después.

El origen y la evolución de las tarjetas de crédito en el mundo

El origen y la evolución de las tarjetas de crédito en el mundo se puede dividir en cuatro etapas:

– La primera etapa (1914-1950) se caracteriza por el surgimiento de las primeras tarjetas emitidas por empresas privadas para sus clientes preferenciales. La primera tarjeta de este tipo fue creada por Western Union en 1914¹, pero no tuvo mucho éxito. En 1928, se lanzó la primera tarjeta para compras al detalle, llamada Charga-Plate², que consistía en una placa metálica con el nombre y la dirección del cliente grabados. Esta placa se insertaba en una máquina que imprimía un comprobante con los datos del cliente y del comerciante.
– La segunda etapa (1950-1970) se caracteriza por el surgimiento de las primeras tarjetas emitidas por bancos o asociaciones para uso generalizado. La primera tarjeta de este tipo fue creada por Diners Club en 1950³, inspirada por una anécdota de su fundador Frank McNamara, quien olvidó su cartera al salir a cenar. Esta tarjeta era aceptada en varios restaurantes y hoteles, y requería el pago total del saldo cada mes. En 1958, Bank of America lanzó la primera tarjeta rotativa o revolvente, llamada BankAmericard⁴, que permitía al cliente pagar una parte del saldo cada mes y generar intereses sobre el resto. Esta tarjeta fue el antecedente directo de Visa. En 1966, varios bancos se unieron para crear una red competidora llamada Interbank Card Association (ICA), que luego cambió su nombre a Master Charge y finalmente a MasterCard⁵.
– La tercera etapa (1970-2000) se caracteriza por la expansión global y la diversificación de las tarjetas. Las redes Visa y MasterCard extendieron su presencia a más países y regiones, compitiendo con otras redes locales o regionales como American Express, Discover o JCB. Además, surgieron nuevas modalidades y categorías de las tarjetas, como las tarjetas de débito, las tarjetas de prepago, las tarjetas de regalo o las tarjetas de fidelidad. También se introdujeron mejoras tecnológicas, como la banda magnética, el chip o el pago sin contacto, que aumentaron la seguridad y la velocidad de las transacciones.
– La cuarta etapa (2000-actualidad) se caracteriza por la digitalización y la personalización de las tarjetas. Las tarjetas se han adaptado a las nuevas tendencias y necesidades de los consumidores, ofreciendo servicios como el pago móvil, el comercio electrónico o las billeteras virtuales. También se han creado tarjetas más sofisticadas y exclusivas, que ofrecen beneficios como el acceso a experiencias únicas, el asesoramiento financiero o la responsabilidad social.

El desarrollo de las tarjetas de crédito en México y Latinoamérica

El desarrollo de las tarjetas de crédito en México y Latinoamérica ha seguido un patrón similar al del resto del mundo, pero con algunas particularidades y desafíos propios de la región. Algunos de los hitos más importantes son:

– El inicio de las tarjetas de crédito en México se remonta a 1968, cuando Bancomer lanzó su primera tarjeta llamada Bancomatic. Esta tarjeta era aceptada en algunos comercios afiliados, y requería el pago total del saldo cada mes. En 1970, Banamex lanzó su propia tarjeta llamada Carnet, que competía con Bancomatic. Estas dos tarjetas fueron las precursoras de Visa y MasterCard en México.
– El inicio de las tarjetas de crédito en Latinoamérica se remonta a 1971, cuando se creó la Asociación Latinoamericana de Tarjetas de Crédito (ALACRE), que agrupaba a los bancos emisores y adquirentes de la región. Esta asociación buscaba promover el uso y la aceptación de las tarjetas en los países latinoamericanos, así como establecer normas y estándares comunes para su funcionamiento.
– El auge de las tarjetas de crédito en México y Latinoamérica se produjo en la década de 1990, con la apertura económica, la estabilidad financiera y el aumento del consumo. Las redes Visa y MasterCard expandieron su presencia y su oferta en la región, compitiendo con otras redes locales como Carnet o Prosa. Además, surgieron nuevas modalidades y categorías de tarjetas, como las tarjetas co-branded, las tarjetas universitarias o las tarjetas oro y platino.
– La consolidación de las tarjetas de crédito en México y Latinoamérica se produjo en la década de 2000, con la incorporación de mejoras tecnológicas, como el chip o el pago sin contacto, que aumentaron la seguridad y la velocidad de las transacciones. También se introdujeron nuevos servicios, como el pago móvil, el comercio electrónico o las billeteras virtuales, que facilitaron el acceso y la conveniencia de las tarjetas.
– La innovación de las tarjetas de crédito en México y Latinoamérica se produce en la actualidad, con la irrupción de las fintech, que ofrecen propuestas novedosas y atractivas para los consumidores, especialmente para los jóvenes y los no bancarizados. Estas empresas ofrecen tarjetas de crédito con tasas preferenciales, recompensas como devoluciones de dinero o sorteos, y procesos ágiles y sencillos para solicitarlas y usarlas.

Los retos y las oportunidades de las tarjetas de crédito en México y Latinoamérica

Las tarjetas de crédito en México y Latinoamérica enfrentan varios retos y oportunidades para su desarrollo futuro. Algunos de ellos son:

– La inclusión financiera. Según datos del Banco Mundial, solo el 54% de los adultos en Latinoamérica tiene una cuenta bancaria, frente al 69% a nivel mundial. Esto significa que hay un gran potencial para ampliar el acceso a los servicios financieros, incluyendo las tarjetas de crédito, especialmente a través de las fintech, que ofrecen soluciones más accesibles y asequibles.
– La educación financiera. Según datos de la OCDE, el nivel de conocimiento y habilidad financiera en Latinoamérica es bajo, lo que limita la capacidad de los consumidores para tomar decisiones informadas y responsables sobre su dinero. Esto implica la necesidad de promover la educación financiera, que incluya aspectos como el uso adecuado de las tarjetas de crédito, los beneficios y riesgos que implican, y las buenas prácticas para evitar el endeudamiento o el fraude.
– La ciberseguridad. Según datos de la ONU, Latinoamérica es una de las regiones más vulnerables a los ciberataques, que pueden afectar la confianza y la seguridad de los usuarios y los comerciantes que usan las tarjetas de crédito. Esto supone el reto de fortalecer la ciberseguridad, que incluya medidas como el uso de tecnologías avanzadas, el cumplimiento de normas y estándares internacionales, y la prevención y respuesta ante posibles incidentes.
– La innovación tecnológica. Según datos de la CEPAL, Latinoamérica es una de las regiones con mayor potencial para el desarrollo de la economía digital, que ofrece oportunidades para mejorar la productividad, la competitividad y la inclusión social. Esto implica la oportunidad de impulsar la innovación tecnológica, que incluya aspectos como el desarrollo de nuevas modalidades y categorías de tarjetas, el uso de inteligencia artificial, biometría o blockchain, y la creación de experiencias personalizadas y diferenciadas.

Como podemos ver, las tarjetas de crédito son un medio de pago que ha revolucionado el comercio en el mundo, y especialmente en México y Latinoamérica. Su historia y evolución muestran cómo han ido adaptándose a las necesidades y preferencias de los comerciantes y los consumidores. Sin embargo, también tienen ventajas y desventajas que deben ser consideradas al momento de elegir y usar la tarjeta más adecuada para cada caso. Asimismo, existen retos y oportunidades que deben ser abordados para lograr un mayor desarrollo y satisfacción.

México bate récord de tarjetas de crédito en 2023

El uso del plástico se dispara en el país, impulsado por la recuperación económica, la innovación de las fintech y las estrategias de los bancos.

Los mexicanos han mostrado su preferencia por las tarjetas de crédito como medio de pago, al alcanzar un número récord de 31.9 millones de plásticos activos en enero de 2023, según datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Esto representa un crecimiento de 11.6% respecto al mismo mes del año anterior, cuando se contabilizaron 28.5 millones de tarjetas.

¿Qué factores explican este aumento? Los expertos consultados por El Sol de México indican que hay varios elementos que han estimulado la demanda y la oferta de este producto financiero, entre ellos:

– La recuperación económica tras la pandemia. Los mexicanos han recuperado parte de su ingreso y confianza, y han incrementado su gasto en sectores como el transporte, la salud, el esparcimiento y los alimentos. La tarjeta de crédito les permite acceder a bienes y servicios sin necesidad de usar efectivo, y aprovechar las facilidades de pago a plazos o diferido.
– La innovación de las fintech. Las empresas de tecnología financiera han irrumpido en el mercado con propuestas novedosas y atractivas para los consumidores, especialmente para los jóvenes y los no bancarizados. Estas empresas ofrecen tarjetas de crédito con tasas preferenciales, recompensas como devoluciones de dinero o sorteos, y procesos ágiles y sencillos para solicitarlas y usarlas.
– Las estrategias de los bancos. Los bancos tradicionales no se han quedado atrás en la carrera por captar clientes y fidelizarlos. Han lanzado promociones más agresivas, como meses sin intereses, descuentos o bonificaciones. También han mejorado sus procesos para otorgar crédito, basándose en el historial y la capacidad de pago de cada persona.

Las ventajas de las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito son un instrumento financiero que ofrece varias ventajas tanto para los usuarios como para los comerciantes. Algunas de ellas son:

– Seguridad. Las tarjetas de crédito reducen el riesgo de robo, pérdida o falsificación del dinero en efectivo. Además, cuentan con mecanismos de protección como el chip, el PIN o el código CVV para evitar el fraude. En caso de algún problema, se puede cancelar o bloquear la tarjeta y reclamar el cargo indebido.
– Comodidad. Las tarjetas de crédito permiten realizar compras en cualquier momento y lugar, sin depender del efectivo disponible. También facilitan el control y la gestión del presupuesto personal, al registrar todas las transacciones y generar estados de cuenta.
– Recompensas. Las tarjetas de crédito suelen ofrecer programas de recompensas que benefician al usuario por su consumo. Estos pueden ser puntos, millas, cashback o acceso a beneficios exclusivos como salas VIP, seguros o asistencias.
– Financiación. Las tarjetas de crédito brindan la posibilidad de financiar sus compras a corto o largo plazo, según sus necesidades y posibilidades. Las tarjetas de crédito ofrecen opciones como el pago mínimo, el pago total, el pago diferido o los meses sin intereses, que permiten al usuario ajustar su deuda a su presupuesto.

Los peligros de las tarjetas de crédito

No obstante, las tarjetas de crédito también implican algunos peligros que deben ser tomados en cuenta al momento de usarlas. Algunos de ellos son:

– Endeudamiento. Las tarjetas de crédito pueden generar una falsa sensación de liquidez, que lleve al usuario a gastar más de lo que puede pagar. Si el usuario no paga el total de su saldo cada mes, se genera un interés que se acumula y aumenta la deuda. Además, si el usuario incumple con sus pagos, se afecta su historial crediticio y se dificulta su acceso a futuros créditos.
– Sobregiro. Las tarjetas de crédito tienen un límite de crédito, que es el monto máximo que el usuario puede gastar con la tarjeta. Si el usuario excede este límite, se genera una comisión por sobregiro, que se suma al saldo adeudado y al interés. Esto puede provocar un desequilibrio financiero y una pérdida de capacidad de pago.
– Fraude. Las tarjetas de crédito pueden ser objeto de robo, clonación o uso no autorizado por parte de terceros. Esto puede ocasionar cargos indebidos en la cuenta del usuario, que deben ser reportados y reclamados a la brevedad. También puede implicar una violación de la privacidad y la seguridad de los datos personales y financieros del usuario.

Las sugerencias para usar las tarjetas de crédito

Para aprovechar los beneficios y evitar los peligros de las tarjetas de crédito, los expertos sugieren seguir algunas buenas prácticas, tales como:

– Comparar las opciones disponibles. Antes de solicitar una tarjeta de crédito, es conveniente comparar las diferentes ofertas del mercado, considerando aspectos como la tasa de interés, la anualidad, el límite de crédito, el programa de recompensas y los requisitos para obtenerla. Se puede usar herramientas como los simuladores o los comparadores en línea para facilitar esta tarea.
– Elegir la tarjeta adecuada. Es importante elegir la tarjeta que mejor se adapte al perfil y las necesidades del usuario, según su ingreso, su capacidad de pago, su frecuencia y tipo de consumo y sus preferencias personales. No se debe solicitar más tarjetas de las que se puedan manejar o pagar.
– Usar la tarjeta con responsabilidad. Es fundamental usar la tarjeta con criterio y moderación, evitando gastar más de lo que se puede pagar o caer en compras impulsivas o innecesarias. Se debe tener un presupuesto personal y un plan de pago para cada compra realizada con la tarjeta.
– Pagar a tiempo y en forma. Es esencial pagar el saldo total o el mayor monto posible cada mes, antes de la fecha límite establecida por el banco. Esto evita generar intereses innecesarios y mantener un buen historial crediticio. También se debe revisar el estado de cuenta mensualmente y verificar que no haya cargos erróneos o desconocidos.

Conclusión

Los mexicanos han roto récord en el uso de las tarjetas de crédito en 2023, impulsados por la recuperación económica, la innovación de las fintech y las estrategias

Tendencias en el sector de pagos con tarjeta de crédito en México y el mundo

Los pagos con tarjeta de crédito son una forma de transacción financiera que permite a los consumidores comprar bienes y servicios sin utilizar efectivo, sino a través de un crédito otorgado por una entidad bancaria o financiera. Esta modalidad de pago ofrece ventajas como la comodidad, la seguridad, la rapidez y la posibilidad de acceder a beneficios como recompensas, descuentos, meses sin intereses, entre otros.

Sin embargo, los pagos con tarjeta de crédito también enfrentan desafíos como la competencia de otros medios de pago digitales, la regulación, la seguridad cibernética, la inclusión financiera y la adaptación a las preferencias y necesidades de los clientes. En este artículo, analizaremos algunas de las tendencias que están marcando el sector de pagos con tarjeta de crédito en México y el mundo, así como la evolución tecnológica de las terminales bancarias que facilitan estas operaciones.

El crecimiento del comercio electrónico

Una de las tendencias más relevantes que ha impulsado el uso de las tarjetas de crédito es el crecimiento del comercio electrónico, especialmente a raíz de la pandemia de COVID-19, que ha acelerado la digitalización de las compras y los pagos. Según un estudio de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), el comercio electrónico en México creció un 81% en 2020, alcanzando un valor de 316 mil millones de pesos¹. Asimismo, según un informe de Visa, el 40% de los consumidores mexicanos aumentaron sus compras en línea durante la pandemia².

Las tarjetas de crédito son uno de los medios de pago más utilizados para realizar compras en línea, tanto en México como en el mundo. Según el estudio de AMVO, el 56% de los compradores en línea mexicanos usaron una tarjeta de crédito para pagar sus compras en 2020¹. Según un reporte del Banco Mundial, el 42% de los adultos a nivel mundial usaron una tarjeta de crédito para realizar o recibir pagos digitales en 2021³.

La innovación en los servicios financieros

Otra tendencia que está transformando el sector de pagos con tarjeta de crédito es la innovación en los servicios financieros, impulsada por la aparición y consolidación de las empresas fintech, que ofrecen soluciones digitales para facilitar el acceso y el uso de los productos financieros. Estas empresas han introducido nuevos modelos de negocio, como la banca como servicio (BaaS), que permite a los bancos monetizar sus productos y servicios a través de interfaces de programación de aplicaciones (API) consumibles para terceros⁴; o el sistema de pagos como servicio (PaaS), que permite a los bancos y las instituciones financieras subcontratar la tecnología y las operaciones de su plataforma de pagos para impulsar la innovación digital⁵.

Estos modelos permiten a las fintech y a terceros construir ofertas financieras sobre una infraestructura bancaria regulada, y a los bancos compartir y monetizar datos e infraestructura, y co-crear nuevos productos con un tiempo de comercialización más rápido. Algunos ejemplos son las billeteras digitales, que permiten almacenar y gestionar diferentes medios de pago desde un dispositivo móvil; o los códigos QR, que permiten realizar pagos escaneando un código desde una aplicación o una terminal.

La inclusión financiera

Una tercera tendencia que está influyendo en el sector de pagos con tarjeta de crédito es la inclusión financiera, que se refiere al acceso y uso efectivo de servicios financieros formales por parte de la población. Según el Banco Mundial, al 2021 el 76% de los adultos a nivel mundial contaban con una cuenta en un banco, otra institución financiera o por medio de un proveedor de dinero móvil³. Sin embargo, aún existen brechas significativas entre regiones, países, géneros y grupos socioeconómicos.

Las tarjetas de crédito pueden contribuir a mejorar la inclusión financiera, al ofrecer una alternativa al efectivo que permite realizar transacciones seguras, acceder a créditos formales y aprovechar oportunidades económicas. Sin embargo, para lograrlo se requieren estrategias que faciliten el acceso y el uso de las tarjetas de crédito, como la educación financiera, la regulación adecuada, la innovación tecnológica y la competencia. Un ejemplo de éxito es el caso de África subsahariana, donde las cuentas de dinero móvil han generado un gran aumento en la inclusión financiera, al permitir a los usuarios realizar pagos con tarjeta de crédito desde sus teléfonos³.

La evolución tecnológica de las terminales bancarias

Finalmente, una tendencia que está relacionada con todas las anteriores es la evolución tecnológica de las terminales bancarias, que son los dispositivos que permiten realizar pagos con tarjeta de crédito en los comercios. Estas terminales han pasado por un proceso de transformación desde su aparición en los años 70, incorporando avances como la conexión inalámbrica, la impresión térmica, la autenticación biométrica, el pago sin contacto o el pago con QR.

Estas innovaciones han permitido a las terminales bancarias ofrecer una mejor experiencia de pago para los comerciantes y los consumidores, al reducir los tiempos, los costos, los errores y los riesgos de fraude. Además, han permitido a las terminales bancarias adaptarse a las nuevas tendencias del mercado, como el comercio electrónico, los servicios financieros digitales o la inclusión financiera. Así, las terminales bancarias se han convertido en herramientas indispensables para el sector de pagos con tarjeta de crédito.

El futuro de los pagos con tarjeta de crédito

El sector de pagos con tarjeta de crédito se enfrenta a un futuro lleno de oportunidades y desafíos, en el que tendrá que seguir innovando y adaptándose a las demandas y expectativas de los clientes. Algunas de las tendencias que se perfilan para el futuro son:

– La convergencia entre los pagos físicos y digitales, que permitirá a los usuarios realizar pagos con tarjeta de crédito desde cualquier canal o dispositivo, integrando soluciones como el internet de las cosas (IoT), la realidad aumentada (AR) o la inteligencia artificial (AI).
– La personalización y la segmentación de los servicios financieros, que permitirá a los usuarios acceder a productos y servicios adaptados a sus necesidades y preferencias, utilizando herramientas como el big data, la analítica avanzada o el aprendizaje automático (ML).
– La sostenibilidad y la responsabilidad social, que permitirá a los usuarios realizar pagos con tarjeta de crédito que contribuyan a mejorar el impacto ambiental y social de sus decisiones financieras, utilizando soluciones como las finanzas verdes, las finanzas sociales o las finanzas inclusivas.

Para aprovechar estas tendencias y mantenerse competitivo en el sector de pagos con tarjeta de crédito, es necesario contar con una terminal bancaria que ofrezca la mejor tecnología y el mejor servicio. Por eso, te recomendamos a Velpay, una empresa que ofrece terminales bancarias en México de última generación, que te permiten aceptar pagos con tarjeta de crédito y débito, así como con dinero móvil y QR. Además, Velpay te ofrece comisiones flexibles desde 2.5% + IVA, sin costo por terminal ni mensualidad, y con depósito en 24 horas hábiles. Solicita tu terminal Velpay hoy mismo y disfruta de las ventajas de una terminal bancaria inteligente.

El crédito al consumo se recupera en México

El crédito al consumo es una forma de financiamiento que permite a los consumidores adquirir bienes o servicios que no pueden pagar al contado, como electrodomésticos, muebles, viajes o educación. El crédito al consumo se puede obtener mediante diferentes instrumentos, como las tarjetas de crédito, los préstamos personales o los créditos de nómina.

El crédito al consumo es un indicador importante de la actividad económica y el bienestar social, ya que refleja la confianza, el ingreso y el gasto de los consumidores. Sin embargo, el crédito al consumo también implica riesgos y responsabilidades, tanto para los usuarios como para los otorgantes, por lo que es importante conocer su evolución y su situación.

¿Cómo ha sido el comportamiento del crédito al consumo en México durante la pandemia?

Según el Banco de México (Banxico), el saldo de la cartera de crédito al consumo, que incluye las tarjetas de crédito, aumentó un 2.3% en términos reales en agosto de 2021, respecto al mismo mes del año anterior. Esto significa que los consumidores han solicitado y utilizado más crédito para financiar sus compras o cubrir sus necesidades.

Sin embargo, este aumento no ha sido homogéneo ni constante, sino que ha variado según el tipo de crédito y el periodo analizado. Por ejemplo:

– El saldo de las tarjetas de crédito disminuyó un 4.8% en términos reales en agosto de 2021, respecto al mismo mes del año anterior. Esto se debe a que los consumidores han reducido su uso o han cancelado sus tarjetas por la incertidumbre económica o la falta de ingresos.
– El saldo de los préstamos personales aumentó un 11.9% en términos reales en agosto de 2021, respecto al mismo mes del año anterior. Esto se debe a que los consumidores han recurrido a estos préstamos para solventar sus gastos o emergencias ante la falta de otras opciones de financiamiento.
– El saldo de los créditos de nómina aumentó un 9.4% en términos reales en agosto de 2021, respecto al mismo mes del año anterior. Esto se debe a que los consumidores han aprovechado estos créditos por su facilidad y rapidez de obtención, así como por su menor tasa de interés.

¿Qué factores han influido en el comportamiento del crédito al consumo en México durante la pandemia?

El comportamiento del crédito al consumo en México durante la pandemia ha estado influenciado por varios factores, tanto internos como externos, como:

– La contracción económica: La pandemia ha provocado una caída del producto interno bruto (PIB) de México del 8.5% en 2020, lo que ha afectado negativamente al empleo, el ingreso y el consumo de los mexicanos. Esto ha reducido la demanda y la oferta de crédito al consumo, así como la capacidad de pago y el historial crediticio de los usuarios.
– La política monetaria: Banxico ha mantenido una política monetaria expansiva durante la pandemia, reduciendo la tasa de interés interbancaria de referencia del 7.25% al 4.25% entre febrero de 2020 y septiembre de 2021. Esto ha abaratado el costo del crédito al consumo, incentivando su uso por parte de los consumidores y su otorgamiento por parte de las entidades financieras.
– La regulación financiera: La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ha implementado diversas medidas regulatorias durante la pandemia, como la flexibilización de los criterios contables, la ampliación de los plazos para el pago o la reestructuración de los créditos, o la suspensión temporal del registro en el buró

¿Por qué las terminales bancarias inalámbricas son una tendencia en el comercio?

Las terminales bancarias inalámbricas son dispositivos electrónicos que permiten a los comerciantes aceptar pagos con tarjetas de crédito, débito o prepago, sin necesidad de estar conectados a una línea telefónica o a una red eléctrica. Estas terminales funcionan con una batería recargable y una conexión wifi o celular, lo que les da mayor movilidad y flexibilidad.

Las terminales bancarias inalámbricas son una tendencia en el comercio, ya que ofrecen múltiples ventajas tanto para los comerciantes como para los clientes. Según un estudio de la empresa de investigación de mercado Technavio, se espera que el mercado global de terminales bancarias inalámbricas crezca a una tasa compuesta anual del 13% entre 2019 y 2023.

¿Qué beneficios tienen las terminales bancarias inalámbricas y qué factores impulsan su crecimiento? En este artículo te lo explicamos.

¿Qué beneficios tienen las terminales bancarias inalámbricas?

Las terminales bancarias inalámbricas tienen los siguientes beneficios para los comerciantes y los clientes:

Para los comerciantes:
– Pueden ampliar su cobertura y llegar a más clientes, al poder ofrecer sus productos o servicios en cualquier lugar, como ferias, eventos, domicilios o zonas rurales.
– Pueden reducir sus costos operativos, al no tener que pagar por la instalación, el mantenimiento o el alquiler de líneas telefónicas o redes eléctricas.
– Pueden mejorar su eficiencia y su seguridad, al realizar las transacciones de forma más rápida y evitar el manejo de efectivo o cheques.
– Pueden acceder a más opciones de financiamiento y beneficios, al contar con el respaldo y la asesoría de empresas que ofrecen soluciones integrales de pago, como Velpay.

Para los clientes:
– Pueden disfrutar de una mayor comodidad y practicidad, al poder pagar con su tarjeta preferida sin importar dónde se encuentren o qué tipo de comercio sea.
– Pueden aprovechar más promociones y descuentos, al poder acceder a planes de pago diferido, meses sin intereses o reembolsos que ofrecen algunas tarjetas.
– Pueden tener más confianza y seguridad, al poder verificar la identidad del comerciante y recibir un comprobante electrónico de su pago.
– Pueden contribuir a la protección del medio ambiente, al reducir el uso de papel y energía.

¿Qué factores impulsan el crecimiento de las terminales bancarias inalámbricas?

El crecimiento de las terminales bancarias inalámbricas se debe a varios factores, como:

– El aumento de la demanda de servicios financieros digitales e inclusivos, especialmente por parte de los sectores no bancarizados o sub-bancarizados, que representan el 45% de la población adulta en América Latina.
– El desarrollo de la tecnología móvil e inalámbrica, que permite ofrecer una mayor velocidad, calidad y seguridad en las transmisiones de datos, así como una mayor variedad y personalización de los servicios financieros.
– La innovación y la competencia de las fintechs, que son empresas que ofrecen servicios financieros innovadores y disruptivos mediante el uso de la tecnología, como plataformas de pago, billeteras digitales o criptomonedas.
– La adaptación a la pandemia del COVID-19, que ha impulsado el uso de los pagos electrónicos como una forma de evitar el contacto físico y reducir el riesgo de contagio.

Las terminales bancarias inalámbricas son una tendencia en el comercio, ya que ofrecen múltiples ventajas tanto para los comerciantes como para los clientes. Si quieres saber más sobre las terminales bancarias inalámbricas y cómo obtenerlas, te invitamos a conocer las terminales bancarias de Velpay.

¿Qué papel tiene el gobierno y las autoridades reguladoras en la seguridad de las terminales bancarias?

Las terminales bancarias son dispositivos electrónicos que permiten a los comerciantes aceptar pagos con tarjetas de crédito, débito o prepago, así como realizar otras operaciones financieras. Estas terminales se conectan a una red bancaria que verifica la validez de la tarjeta, autoriza la transacción y realiza el depósito en la cuenta del comerciante.

Las terminales bancarias son herramientas indispensables para facilitar los pagos electrónicos entre los clientes y los comerciantes. Sin embargo, también implican riesgos y responsabilidades para ambas partes, por lo que es importante conocer su funcionamiento y su seguridad.

En este artículo te explicamos qué papel tiene el gobierno y las autoridades reguladoras en la seguridad de las terminales bancarias, así como qué funciones y medidas realizan para proteger los datos financieros de los usuarios y los comerciantes.

¿Qué funciones tiene el gobierno y las autoridades reguladoras en la seguridad de las terminales bancarias?

El gobierno y las autoridades reguladoras tienen un papel importante en la seguridad de las terminales bancarias, ya que son los responsables de establecer y supervisar las normas y regulaciones que rigen el uso de estos dispositivos, así como de sancionar y prevenir los delitos que se cometan con ellos.

Algunas de las funciones del gobierno y las autoridades reguladoras en la seguridad de las terminales bancarias son:

– Fomentar la inclusión financiera y el acceso a los servicios financieros digitales, mediante el apoyo a la innovación, la competencia y la educación financiera.
– Proteger los derechos e intereses de los usuarios y los comerciantes, mediante la transparencia, la información, la atención y la defensa.
Garantizar la confiabilidad y la eficiencia de las redes de pago, mediante el establecimiento de estándares técnicos, operativos y de calidad.
Prevenir y combatir el lavado de dinero, el financiamiento al terrorismo, el fraude y el robo, mediante el monitoreo, la fiscalización y la coordinación con otras entidades.

¿Qué autoridades reguladoras intervienen en la seguridad de las terminales bancarias?

Algunas de las autoridades reguladoras que intervienen en la seguridad de las terminales bancarias son:

– El Banco Central: Es el encargado de regular el sistema monetario y financiero del país, así como de emitir las normas que rigen el funcionamiento de las redes de pago.
– La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV): Es el órgano encargado de supervisar y regular a las entidades financieras que ofrecen servicios de pago con tarjetas, así como de sancionar las infracciones que cometan.
– La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef): Es el órgano encargado de proteger y defender los derechos e intereses de los usuarios de servicios financieros, así como de brindar información, orientación y asesoría.
– La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF): Es el órgano encargado de prevenir y combatir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo, así como de recibir, analizar e investigar las operaciones sospechosas que se realicen con tarjetas.

¿Qué medidas se pueden tomar para mejorar la seguridad de las terminales bancarias?

Además del papel del gobierno y las autoridades reguladoras, también es responsabilidad de los usuarios y los comerciantes tomar precauciones para evitar ser víctimas o cómplices de delitos con las terminales bancarias.

Algunas medidas que se pueden tomar son:

– Para los usuarios:
– Proteger su tarjeta física y no prestarla ni perderla de vista.
– Verificar que las terminales o los cajeros no tengan elementos extraños o sospechosos antes de introducir la tarjeta.
– No proporcionar sus datos personales o financieros por teléfono, correo electrónico o redes sociales.
– Revisar periódicamente sus estados de cuenta y reportar cualquier cargo no reconocido.
– Solicitar a su banco el cambio a una tarjeta con chip, que es más segura que la banda magnética.
– Para los comerciantes:
– Contar con terminales certificadas y actualizadas que cumplan con los estándares internacionales de seguridad.
– Verificar la identidad del cliente y solicitar su firma o PIN al realizar el cobro con tarjeta.
– No almacenar ni compartir los datos de las tarjetas de los clientes y utilizar protocolos de encriptación y autenticación.
– Ofrecer opciones de pago alternativas como transferencias, depósitos o monederos electrónicos.
– Capacitar al personal sobre las medidas de prevención y detección de fraudes.

En conclusión, la seguridad de las terminales bancarias es un asunto que involucra a todos los actores del sistema financiero, desde el gobierno y las autoridades reguladoras, hasta los usuarios y los comerciantes.

X

    ×